Rincones aula reggio emilia

Rincones aula reggio emilia
Índice de contenidos

    Rincones aula reggio emilia

    Retroalimentación

    El sistema de educación infantil de la región de Reggio Emilia, en el norte de Italia, es un ejemplo muy exitoso de un enfoque holístico del constructivismo en acción.    El constructivismo social guía el trabajo que los administradores realizan tanto con los profesores como con los alumnos de este sistema.    Los profesores trabajan en colaboración en comunidades de aprendizaje en las que se les apoya con una formación continua y rica y se les anima a reflexionar sobre su práctica.    Se considera que cada niño es único y protagonista de su propio crecimiento.    Se acepta que el niño tiene el deseo de adquirir conocimientos, crear vínculos con los demás y comunicarse.    Todo está conectado en el mundo del niño; los factores sociales, emocionales, físicos, intelectuales y culturales se consideran parte de la educación del niño.    Gran parte del trabajo que realizan los niños se basa en proyectos y el objetivo de la educación es el crecimiento.
    En el enfoque Reggio, los pedagogos son educadores que trabajan junto al profesor para mejorar la observación que éste realiza, y para seguir centrándose en la reflexión sobre el aprendizaje que se produce en el aula, tanto desde el punto de vista del alumno como del profesor. Los pedagogos están ahí para ayudar a esa reflexión "meta" que debe ser continua. Pueden ayudar en los debates sobre la profundización de las estrategias de enseñanza o los siguientes pasos del aprendizaje.

    Rincones aula reggio emilia en línea

    Hace un año escribí un artículo en el blog titulado "Planchas de pelo en el rincón de casa. Es esto lo que Froebel pretendía?". Este artículo se publicó en el blog The Spoke de Early Childhood Australia el 14 de octubre de 2015.
    Cuando estaba pensando en contribuir a este foro, observé que las directrices del blog para los colaboradores establecían que: "los artículos de opinión y los blogs deben tener como objetivo ser provocativos o informativos de manera que inicien un debate público" (The Spoke). Como había visto algunos entornos de juego dramático bastante interesantes en un servicio de aprendizaje temprano que había visitado recientemente, la idea de este artículo tomó fuerza y decidí escribir una provocación: "¿Cuál es el valor, si es que hay alguno, de estos elementos en los entornos de juego dramático?"
    Podría haber escrito el artículo sobre cualquiera de esas cosas, pero me decidí por las planchas para el pelo. Las planchas de pelo no son realmente las protagonistas aquí. Son una metáfora. Se convierten en representantes y símbolos de algo más. Nos piden que consideremos si las auténticas herramientas cotidianas que proporcionamos a los niños reflejan la raza, la cultura, el género, la clase, la estética, el asombro, la curiosidad y el desafío. ¿Nos animan los materiales a desafiar los estereotipos cotidianos?

    Trayendo a reggio emilia ho...

    Reggio Emilia es una próspera ciudad situada en las colinas del norte de Italia, rica en cultura y famosa por sus vinagres de albahaca, su queso Parmigiana y su vino Lambrusco. Pero también alberga un programa de educación infantil que ha adquirido reputación internacional en el último cuarto de siglo. Las primeras escuelas fueron creadas por los padres en 1945, como alternativa a las instituciones de corte eclesiástico que dominaban la educación infantil italiana en aquella época. El número de estos centros gestionados por los padres aumentó de forma constante, y en 1967 el ayuntamiento se hizo cargo de su administración y financiación. Los centros preescolares de Reggio (y los centros para bebés y niños pequeños, de titularidad pública desde los años 70) están a disposición de los niños desde su nacimiento hasta los seis años, independientemente de su situación económica o de su discapacidad física, y siguen funcionando con éxito hasta hoy.
    ¿Cuáles eran los objetivos de estos padres de Reggio Emilia? En medio de los escombros de la Italia posterior a la Segunda Guerra Mundial, levantaron de casi la nada unos centros preescolares que superarían con creces los meros servicios de custodia que este tipo de prestaciones -aprovechadas durante los últimos veintitantos años por el gobierno de Mussolini- ofrecían normalmente en aquella época. En palabras de Loris Malaguzzi, de Reggio Emilia, "la guerra, en su trágico absurdo, es el tipo de experiencia que empuja a una persona hacia el trabajo de educar, como una forma de empezar de nuevo y vivir y trabajar para el futuro. Este deseo golpea a una persona, cuando la guerra finalmente termina y los símbolos de la vida reaparecen con una violencia igual a la del tiempo de la destrucción'. Y así, un par de camiones y varios caballos -restos maltrechos del ejército alemán en retirada- se vendieron por dinero en efectivo, y a partir de este pequeño capital se inició la primera escuela. Las mujeres raspaban y apilaban los ladrillos de los edificios bombardeados. Los hombres trabajaban por las noches y los fines de semana; los niños ayudaban en lo que podían.

    Rincones aula reggio emilia 2022

    Elegir una escuela para su hijo es una de esas decisiones que pueden parecer abrumadoras para los padres. Child Time en Salt Lake City utiliza el plan de estudios Reggio Emilia para ayudar a su hijo a aprender y crecer en un gran ciudadano. Pero, ¿en qué se diferencia este enfoque de otras escuelas? Si bien hay muchos diferentes
    Una piedra angular del enfoque Reggio Emilia es ayudar a los niños a convertirse en mejores ciudadanos. Esta filosofía nació de la colaboración entre el profesor Loris Malaguzzi y la comunidad de Reggio Emilia, una ciudad del norte de Italia. Se hace hincapié en el trabajo en grupo y en los proyectos, lo que refuerza la importancia del trabajo conjunto y la resolución de conflictos. También se anima a los padres a participar activamente, asociándose con los profesores y los niños para mejorar el aprendizaje. Las raíces del enfoque de Reggio Emilia se encuentran en la comunidad y la colaboración, por lo que no es de extrañar que el desarrollo de buenos ciudadanos esté en el centro de esta forma de escolarización.
    El papel del profesor es muy diferente en el enfoque Reggio Emilia. Mientras que la escuela tradicional ve al profesor como el centro del aula, Reggio Emilia ve al profesor como un co-aprendiz de los alumnos. En este enfoque, los alumnos y el profesor trabajan juntos para explorar, aprender y encontrar respuestas y soluciones, en lugar de que el profesor se limite a facilitar la transmisión de conocimientos a los alumnos. Los profesores ya no son los únicos dictadores del plan de estudios o de las áreas de interés, sino que se asocian con los niños para explorar los temas que les interesan.

    Alexa Moros

    Escritora por vocación. Me gusta escribir sobre cosas relacionadas con hogar, maternidad, cultura y cine. Descubre mi web, el portal de mi mundo interior

    Te puede interesar

    Subir