Lluvia de ideas ejemplos practicos

Lluvia de ideas ejemplos practicos

Ejemplos de brainstorming en la empresa

Desde los más estructurados hasta los más absurdos, estos son los mejores ejercicios y técnicas de brainstorming creativo que te ayudarán a dar rienda suelta a tu capacidad para resolver problemas. Esta lista es un extracto modificado de mi guía Creative Ideation for Digital Marketers: De la teoría a la práctica.
Si estás tratando de diseñar un proceso, el storyboard puede ayudarte a ver dónde tu comprensión colectiva de un problema apoya o entra en conflicto con una solución propuesta, y dónde se necesita más reflexión/investigación. Al desarrollar una historia visual para explorar el problema como una narración, tu equipo podrá ver cómo las ideas interactúan y se conectan para formar una solución.
Las notas adhesivas son tus amigas. Dedica unos minutos a escribir tus ideas en forma de notas individuales. No tienen por qué ser pensamientos completos; pegar físicamente citas, imágenes, información de los usuarios y cosas por el estilo puede ayudarte a ver nuevas relaciones entre los distintos componentes.
Una vez que tengas un grupo de notas adhesivas para trabajar, empieza a organizarlas en la pizarra como una progresión: primero esto, luego aquello. Organizar tus ideas como una serie continua te ayudará a ver nuevas conexiones y a eliminar el material superfluo que no contribuye a tu objetivo final.

Técnica de grupo nominal

La lluvia de ideas parece ser sólo un nombre elegante para una discusión habitual, pero cuando se organiza bien, se convierte en una fuente de innovación. Este artículo es una guía paso a paso con consejos y trucos, ejemplos de diapositivas y listas de comprobación de la preparación.
Cuando piensas en la palabra «brainstorming», ¿qué te imaginas? ¿Quizá una multitud de personas a las que solías llamar colegas, que se gritan unos a otros, asaltan la pizarra y casi se dan puñetazos para hacerse con el control del proyector? Afortunadamente, el brainstorming tiene un lado positivo: es un proceso civilizado para generar ideas juntos. Al menos así aparece en los libros sobre creatividad. Entonces, ¿podemos hacerlo realidad?
Ya he probado las tres metodologías presentadas en este artículo con amigos míos, así que no hay que teorizar. Después de llegar al final de este artículo, espero que seas capaz de organizar sesiones de brainstorming con tus colegas y clientes, y co-crear algo valioso. Por ejemplo, ideas sobre una nueva aplicación móvil o la agenda de una conferencia de diseño.

Ejemplos de lluvia de ideas en el aula

Este curso le dotará de una «caja de herramientas», presentándole una selección de comportamientos y técnicas que aumentarán su creatividad innata. Algunas de las herramientas son adecuadas para usarlas solo y otras funcionan bien para un grupo, permitiéndole aprovechar el poder de varias mentes. Puede elegir qué herramientas o técnicas se adaptan a sus necesidades e intereses, centrándose en algunos o en todos los enfoques seleccionados y en el orden que más le convenga.
Los mayores innovadores no son necesariamente las personas que tienen la idea más original. A menudo, son personas -o equipos- que han aprovechado su creatividad para desarrollar una nueva perspectiva o una forma más eficaz de comunicar una idea. Puedes entrenar tu imaginación para aprovechar las oportunidades, romper con la rutina y los hábitos y aprovechar tu creatividad natural.

Lluvia de ideas

Las ideas no se fabrican mecánicamente. Se inspiran en las emociones. Cuando un grupo de personas trabaja para idear una solución pragmática con esfuerzos de colaboración, es esencial contemplar las ideas multivariadas y las teorías de múltiples capas que se gestan en la mente de cada miembro. Debe haber un lugar o una plataforma para expresar y aceptar los conceptos como potenciales, por muy irreales o dispersos que sean. Por eso tenemos sesiones de brainstorming.
Sin embargo, el objetivo final de la lluvia de ideas es alcanzar un punto de vista. Plantear muchas ideas y acumular varias posibilidades es sólo la mitad del asunto. Hay que encontrar una salida o un prototipo de aplicación. Por tanto, la lluvia de ideas necesita un conjunto de reglas básicas y técnicas para funcionar semánticamente. Este artículo explora diversos objetivos, métodos y herramientas de brainstorming que le ayudarán a conseguir resultados fructíferos en todo momento y presenta varios ejemplos de brainstorming para inspirarle.
Los mapas mentales son representaciones gráficas de ideas, y son la herramienta perfecta para visualizar las aportaciones de una sesión de brainstorming. Dado que los estudiantes participan ampliamente en tormentas de ideas con compañeros de clase, profesores, amigos y asesores en diversos ámbitos de la vida, la diagramación de mapas mentales puede ser un hábito saludable para anotar los métodos y los plazos, lo que facilita el seguimiento y la gestión de un mejor estilo de vida. Tanto si se trata de establecer objetivos para los grupos de estudio, como de considerar las opciones profesionales, preparar una entrevista de trabajo, planificar un evento como una fiesta en casa, una cita o una obra de teatro en la universidad, o simplemente dedicarse a una afición a pesar de todo; siempre es bueno tener un diagrama de las cosas que exhiba una apariencia visual de equilibrio.